Cinefilia post apocalíptica: Hardware

He dejado un poco aparcada mi Cinefilia post apocalíptica… ¡hora de enmendar el error! Avisé que habría robots asesinos, enanos y aparición estelar de Lemmy, al igual que otros grupos y artistas… ¡se trata de la heavy metalera Hardware!

Póster de HardwareTambién conocida como: M.A.R.K. 13 (título alternativo), Genetic Warrior (Francia), Metallo letale (Italia), Hardware, programado para matar (España)

Año: 1990

Director: Richard Stanley

Guiostas: Steve MacManus y Kevin O’Neill (historia original), Richard Stanley

Reparto: Dylan McDermott, Stacey Travis, John Lynch, William Hootkins, Lemmy, Iggy Pop

Género: Terror, Ciencia ficción, thriller

Eslogan: No puedes detener el progreso 

En el siglo XXI habrá una nueva especie en peligro… el hombre

Una de las pocas post apocalípticas (PA) de terror, esta película inspirada en una historieta del universo de Juez Dredd y protagonizada por Dylan McDermott narra la matanza de un androide autorreparable y sociópata en el más oscuro de los futuros posibles. Estética de videoclip, unos cuantos cameos rockeros, mucha sangre y unos efectos bien empleados. Un claro ejemplo de cómo aprovechar un magro presupuesto y no sólo salir airoso, sino demostrar que la buena factura no tiene precio.

La historia es bien sencilla (y no contiene grandes spoilers):Tras las Guerras Atómicas, todo sigue igual, pero peor. Estados Unidos sigue en guerra permanente y un gobierno totalitario orquesta la aprobación de una ley para aislar e impedir que los mutantes se reproduzcan. Carl McCoy (de Fields of the Nephilim), con su habitual sombrero, inicia el festival de cameos paseándose por un desierto de arenas rojizas bajo un cielo carmesí. Se trata de “La Zona”. No tarda en encontrar, rodeado de cadáveres de militares, los restos de un androide de combate. Un androide que no parece inactivo del todo.

Que no está muerto lo que puede llacer eternamente… En el futuro deberían leer a Lovecraft

Mientras, conocemos a dos de los protagonistas…

Moses (McDermott), un soldado con brazo y pierna biónicos y mal gusto con la pintura facial

Y “Shades” (Lynch), un expiloto espacial que sigue en el espacio, con su expresión habitual

“Shades” acompaña en su regreso a Mega Ciudad Uno a Mo, solicitando los servicios de un cameoso “taxista”, Lemmy. En realidad originalment eno portaba una réplica de Desert Eagle (que veremos más adelane en manos de otro personaje), sino un revólver de verdad. Pero lo perdió en el río, borracho como una cuba, y no había pasta para más. Lemmy, señoras y señores.

“¿Habéis escuchado a estos tipos? ¡Son buenos!” Adivinad qué grupo les pone…

Nadie va a culparle de no sintonizar la cadena nacionalcatólica de turno: el DJ local, “Angry Bob” no deja de recordarnos que la radiación va en aumento y no hay ni una puta buena noticia. Tras el micrófono encontramos a Iggy “La Iguana” Pop, al que podemos ver (por contra de sólo escuchar) en la también post apocalíptica (y nacional) Atolladero. La pareja se dirige al local de Alvy a vender hardware de estraperlo y chatarra varia.

Alvy representa a uno de los colectivos tópicos del género: el Enano Post Apocalíptico

Los protagonistas se encuentran con nuestro nómada y le compran el material como regalo a la novia de Mo. A cuyo piso se encaminan tras venderle un par de piezas a Alvy. Poco a poco se revela el resto de víc… reparto:

Jill (Stacey Travis), artista de capa caída que forma una pareja disfuncional con Mo

Vernon, un tontolaba sin muchas luces  encargado de la seguridad del edificio

El viejo zorro del “Jefe” (de seguridad), luciendo la casi obligatoria armadura de hockey

Y no nos olvidemos del vecino simpático, pervertido y acosador, un tipo inofensivo….

…o puede que no. Sin duda, William “Rojo Seis” Hootkins tenía un variado repertorio…

Ya en el piso se aclara por qué demonios cree Moses que unos pedazos de androide oxidados son un buen regalo de Navidad para una dama: Resulta que Jill es una artista, y decide coronar su última obra con el cráneo de la cosa. Bueno, y un par de decenas de muñecas pasadas por soplete.

Arriba: arte

El M.A.R.K.-13 va mostrando señales de vida y diversos personajes van descubriendo a las malas sus múltiples funciones hasta que decide echar mano de su autorreparación y comienza la corta pero intensa masacre en un prolongado acto final. ¿Sobrevivirá alguien? ¿Cómo acabará la pareja Mo-Jill? ¿Es posible que “Angry Bob” nos de alguna buena noticia?

El M.A.R.K.13 en plena forma y con sus vistas en otra víctima: no podéis detener el progreso

Richard Stanley apunta buenas (si bien ochenteras) maneras, aplicando todo su conocimiento videoclipero y sencillos pero resultones efectos visuales. A veces el filme adquiere un carácter caricaturesco, en el que las escenas se tornan videoclips insertados en un largometraje con el que tienen algo que ver (especialmente la escena psicodélica). Sin embargo, su debut en la dirección profesional prometía más de lo que desgraciadamente llegó a ofrecer el director.

Una de terror con escenas difíciles de olvidar, que sentará tan bien entre aficionados del género post apocalíptico como algunos goremaníacos, fans de los artistas que hacen cameos (se me olvidaba que también salen Gwar) y adictos al terror. Y para los lectores de 2000 AD, quizá sea la mejor adaptación, si bien a pesar de los autores de la historia original. MUCHO mejor que Juez Dredd.

Aquí hay de todo para todos, especialmente máquina de matar para todo el reparto…

Pasemos a las puntuaciones post apocalípticas

Sí, ha habido una guerra nuclear. Una contienda que ha devastado la mayor parte del planeta y todavía ruge. Y sí, peor que caiga un puñado de bombas es que caiga un puñado de bombas y siga existiendo el Gobierno. Pero hay Mega Ciudades. Arte. Trabajo. Dinero. (Manipulados) informativos. Taxistas. Televisión. Radio. Videoteléfonos (que ríete tu del iPhone). Se sigue produciendo comida de deliciosos nombres. ¡Incluso tabaco! No nos engañemos, es una película post apocalíptica 100%. De hecho, si tuviera un apartado con ese nombre, tendría cinco estrellas. Pero no muestra destrucción y aborda más bien la forma en que la sociedad ha aguantado, así que se queda con dos explosiones nucleares en cuanto a Apocalypse se refiere.

No hay escasez de recursos. Lo más parecido a un coche que sale es el chasis de un taxi convertido en barca y un carro arrastrado por un hombre. No vemos bandas de foragidos y ni. Una. Sola. Cresta. Además, no hay suficientes mullets. Nada de Carpocalypse hoy, Tommy.


Enanos Post Apocalípticos®, pilotos espaciales drogados, mención de mutantes, un robot que se autorrepara y cuyas armas favoritas son las sierras mecánicas y taladros, drogas letales psicodélicas que te lanzan a un videoclip, un vecino acosador que recoge y guarda en una galería cada una de las zapatillas desechadas de sus “sujetos”, a los que vigila con vehemencia… Basándose en 2000 AD, se podría haber tirado por un camino todavía más bizarro, pero hay suficiente Weirdpocalypse. Y como es el elemento imperante, supongo que Hardware se adscribe a este (sub)subgénero.


Los personajes son intencionadamente bidimensionales y egoístas, un reflejo de lo que nos depara tras la III Guerra Mundial, amén de toda una década en la que las hombreras y los malos peinados nos chuparon las ganas de vivir. Sin embargo, Hardware tiene unas cuantas escenas en las que profundiza en la tormentosa relación entre la pareja protagonista, e incluso llegan a plantearse tener hijos (la respuesta, obviamente, es no). Dos ojivas para el Dramocalypse.

Y eso es todo sobre esta pequeña joya de la serie B. La próxima promete: Mark Hamill, Capadocia, Ben Kingsley, “ecoterrorismo”, avionetas y el primer y estereotípico viaje subterráneo (otro gran tópico post apocalíptico). ¡Hasta entonces!

3 comentarios

  1. Vale, me has convencido… tengo que verla!

    11/10/2011 en 7:50 am

  2. Si te gusta la serie B, es difícil que te disguste. Si le añades interés por las post apocalípticas y/o las de terror, has dado en el blanco 😉

    11/10/2011 en 2:03 pm

  3. Pingback: Primer Tráiler de la nueva adaptación de “Juez Dredd” « Las Puertas del Delirio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s