Oda a los librojuegos

Eres un internauta anónimo en plena revolución (más bien una permanente evolución) digital. Quizás hayas dado con este texto impreso en tu pantalla debido a la curiosidad o el magnífico azar. Muy probablemente seas un aficionado a la lectura, los juegos de rol o de mesa o, incluso, un polifacético jugador de todo. Frente a ti se presenta un viaje tan escabroso como fantástico, un viaje a otra era, a otra forma de disfrutar del tiempo libre y viajar sin moverse del sillón.

Sí, se trata de otro eslógan de los libros ordinarios, pero en este caso el tópico es doblemente cierto. ¿Te atreverás a tomar este camino a la locura?

  • Si has conseguido en otras aventuras la Mochila de los Recuerdos y te empuja adelante la nostalgia, pincha “leer el resto de la página”.
  • Si no tienes agallas, abandona este texto. Sin más dilación, dirígete al resto de entradas y enlaces a nuevas aventuras.
  • Si es la primera vez que inicias una aventura, pasa directamente a “leer el resto de la página”.

¿Cómo jugar a este artículo?

¿Qué son los librojuegos? Podría saltarme esta pregunta, ya que estoy seguro de que la mayoría de los que den con este artículo han experimentado mil y una muertes en decenas de mundos y épocas. Pero, en aras del completismo, hete aquí una definición: es un libro en el que. siéndote dados contexto, objetivos y una suerte de aventura, eliges entre varias opciones acotadas cómo vas a proceder. Normalmente, muriendo.

¡Johnnyyyy! ¡Bah, típico de ti! /Diceman #3 vía YOU CHOSE WRONG

Las decisiones conducen a diferentes pasajes, llevando la historia más o menos por donde el lector quiera, incluyendo la posibilidad de múltiples finales (el fallecimiento vuelve a asomar su fea cabeza) Hay cientos de formatos, variaciones y sistemas, pero el concepto sigue siendo el mismo.

Antes de los videojuegos…

Aquellos lo suficientemente, ¿afortunados? de poder rememorar este pasatiempo seguramente tuvieron su encontronazo con ellos en los tardíos ochenta o bajonoventas, de la mano de Timun Mas, legendaria editorial proveedora de todo tipo de droga para el aficionado fantástico. Desde las Crónicas de la Dragonlance a las últimas barrabasadas a un Marine Espacial. Por aquel entonces, hablamos de La Máquina del Tiempo, los míticos Dungeons & Dragons y AD&D (todavía los tengo rondando por mi biblioteca, maltrechos pero orgullosos), el seminal Elige tu propia aventura

Ejemplo de la biblioteca de un preadolescente noventero aficionado a la fantasía

En aquellos tiempos se disfrutaba de la interactividad que ofrecían estas obras mientras se iniciaba a la lectura, entre otras cosas (pero de eso ya hablaré más adelante). Eran tiempos en los que casi nadie gozaba de la oportunidad dorada de tener un ordenador o consola e, incluso para los que los poseían, sus capacidades de diversión eran más bien limitadas. Después de todo, cansarse de morir repetidamente mientras saltas y pegas puñetazos de forma acartonada (si es que puedes) por enésima vez es humano.

¡Amstrad de cassette, te miro a ti!

En aquellos momentos, los videojuegos eran una competencia muy dura, pese a no ser para nada los vehículos de contar historias que han desbancado hasta el cine de hoy (al menos en ventas, el Voto Democrático Capitalista de la Muerte), pero los librojuegos seguían con buena salud y amplio mercado. Después de todo, llevaban en línea desde los 50, si bien como ayuda formativa, los famosos TutorText. Y antes de que los videojuegos los borraran virtualmente del mapa (si bien por un tiempo, también lo comentaré más adelante), lejos de antagonizar hubo un intercambio directo

La ficción interactiva

Nombre que prefiero a la claramente inferior “traducción” castellana, “aventura conversacional“. En estos juegos eres el protagonista de una historia narrada, sobre la que el jugador incide examinando objetos, hablando con los lugareños, esquivando trampas y resolviendo puzzles. Y todo con el poder de la palabra. Gracias al párser, introduciendo verbos, palabras y otros comandos, el jugador puede progresar en la historia. Es, básicamente, un librojuego en el que las opciones las debe adivinar el usuario, si bien hay muchas órdenes misceláneas e innecesarias para teminar el juego, pero que añaden detalle y una sensación de libertad que pocos otros tipos de  juegos, en mi opinión, consiguen ahora, más de treinta años después.

La genial adaptación a librojuego de Infocom de la Guía del autoestopista galáctico

¿Nadie recuerda las obras maestras de Infocom? ¿Los legendarios Zork (descargables gratuitamente en la viejuna página oficial de Infocom)? ¿El magnífico y lovecraftiano The Lurking Horror? Quizá seáis más del producto patrio, como Jabato de Aventuras AD, al cual podréis jugar los anacrónicos usuarios de IE en vuestro vetusto navegador.

De los librojuegos a los poliedros

Pero no es mi intención desviarme de los librojuegos originales, sino recalcar el proceso de retroalimentación entre estos y la “Ficción Interactiva”, una relación que, al menos a mí, me condujo (y alimentó mi afición) a los juegos de rol. La aventura interactiva, directa predecesora de las “modernas” aventuras gráficas añadía libertad; el librojuego, el sistema. Muchos librojuegos distaban de ser sencillos y disponían de sistemas de juego simplificados o bebían de los propios juegos de rol de los aprovechaban su licencia. ¿Cómo olvidar la colección Aventuras en la Tierra media?

Una auténtica catapulta a MERP y al rol… Mi ajada copia de “Las Minas…” todavía perdura

Esta colección, titulada originalmente Middle-Earth Quest, empleaba un sistema simplificado de Middle-earth Role Playing (comúnmente conocido por sus siglas, MERP). Contando con que el sistema de MERP abreviaba el monstruoso Rolemaster, sospecho que el cuasi-sencillo método de los librojuegos era el intento más acertado de conseguir un Rolemaster jugable (olvidad el Express). Curiosamente, la licencia de estos libros fue un desastre total, que obligó a la retirada de los mismos. Pese a que posteriormente fueron reeditados, se rumorea que las cuantiosas pérdidas fueron uno de los motivos aducidos por Iron Crown de su bancarrota.

Se trató de una evolución natural

Para muchos de nosotros, estos y otros libros como Fighting Fantasy (que en la actualidad está viviendo un auténtico renacimiento, con reimpresiones e incluso nuevos títulos) o Lobo Solitario (igualmente, de la mano de Mongoose Publishing o a través del gratuito Proyecto Aon, que ofrece los libros clásicos vía navegador o PDF en inglés, italiano y castellano) abrieron una perspectiva nueva, esa extraña y dulce mezcla de juego de mesa, narrativa y cierta libertad, y nos animaron a probar esa oscura, misteriosa y estigmatizada afición.

Librojuegos, más que nunca

Pero no realicemos ese doloroso despertar al tiempo presente, no clamemos o tempora, o mores! por aquellos que, nacidos con un ordenador bajo el brazo, no han podido disfrutar de este tipo de literatura: el género progresa. Y no sólo los clásicos, como los anteriormente mencionados Lone Wolf y Fighting Fantasy, sino otras novedades como el detalladísimo DestinyQuest, cuyo segundo número ya ha sido anunciado, un compendio de aventuras sueltas en un mismo universo que promete unir varios libros para saltar de uno a otro a nuestro antojo en un mundo en constante evolución, como la magnífica (aunque tristemente malograda) serie Fabled Lands. Echadle un vistazo en La Espada en la Tinta, no tiene desperdicio.

Gamebook Adventures: sin papel, lápiz ni dados perdidos bajo la cómoda

Y para los pantalladictos, las novedades no se limitan al árbol muerto: aparte de las prácticamente obligatorias adaptaciones de Fighting Fantasy, los usuarios de smartphone y tablet pueden presumir de tener una colección exlusiva, Gamebook Adventures, que goza de excelentes reseñas y ha despertado gran expectación.

En España no nos quedamos tan atrás

¿En castellano? Tranquilos. Puede que el mercado no esté experimentando un proceso de reedición e innovación del orden del anglosajón, pero por otro lado tenemos un rayo de esperanza de la mano de Nosolorol, la línea Singular. De estos librojuegos cabe destacar que, como los buenos de otrora, emplean el sistema que intentan promocionar. Por un lado, Ángeles caídos y Cuando vengan a por mí usan sLAng, mientras que los de Leyenda élficaEl bosque en llamasEl emisario se convirtieron en catalizadores del juego de rol El Reino de la Sombra.

Promoción e inspiración

Sirvan ambos ejemplos de la utilidad de los librojuegos en la actualidad: siguen siendo una gran herramienta de promoción de los juegos de rol, tanto productos comerciales como gratuitos: no podría dejar de recomendar The Ring of Thieves (El Anillo de los Ladrones) el librojuego del genial sistema Risus (también disponible en castellano y en un mísero A4 para los ecologistas). Pienso que es una original idea de mostrar la ambientación, enseñar poco a poco el sistema y captar jugadores.

Crea tu propio librojuego

¿Has creado un sistema y quieres demostrar de lo que es capaz, llamar la atención del sector más casual? ¡Escribe un librojuego! ¿Quién te lo impide? De hecho, con el surtido de herramientas disponibles en internet, no hacen siquiera falta conocimientos de HTML para ofrecer una verisón online, ni machacarse los sesos vigilando que las secciones encajen y que no haya lagunas.

El prólogo de DestinyQuest: The Legion of Shadow en Adventure Cow

La más interesante de estas aplicaciones es sin duda alguna Adventure Cow, una página que permite crear, compartir, jugar y publicar online (ya cuenta con unas cuantas) sin descargas y de forma totalmente compatible con dispositivos móviles. Incluye lanzador de dados, así que es de lejos la herramienta más útil. Por otro lado, como curiosidad, está Darkgrue (sí, esos malditos demonios que te comían en la oscuridad en Zork) un editor que, si bien a través de una serie de comandos enrevesados (cuando al escribir un librojuego parece que estés jugando a uno de Infocom, algo pasa), cumple su función, con la peculiaridad de que está dirigido a jugadores invidentes: integra cortes de audio.

The Gamebook Engine destaca en la lectura, pero para nada en la escritura

Por otro lado están The Gamebook Engine (que dispone del mentado The Ring of Thieves) y Game Book Player, que sólo recomiendo a programadores consumados el primero y a usuarios de sistemas operativos antiguos el segundo. Mientras que el autor de The Game Book Engine promete que se pueden editar libros (en formato Hyena, específico de librojuegos), sólo permite abrir ya creados. Por otro lado, el GBP no aguanta mi versión de Windows 7, así que deberemos culpar al paso del tiempo (la última versión es del 2003) por mi falta de información al respecto.

¡Nos prometiste nostalgia! Alias: librojuegos a cascoporro

¿Cómo, más remembranza? Terminaré con una nota agridulce: el mercado del librojuego nunca será el mismo, y muchos títulos descatalogados se han perdido (al menos en un futuro próximo) a la reimpresión. Sin embargo, podemos mitigar ambos males echando un vistazo a las digitalizaciones de estos mismos libros. Hace años, Home of the Underdogs, magnífico repositorio jugón de joyas infravaloradas y referencia obligatoria para todo jugón que se precie, sufrió su enésima caída en desgracia. Pese a que se ha recuperado casi todo, los actuales administradores de la última encarnación del portal han olvidado el pequeño proyecto librojueguil de la creadora, que disponía de decenas de títulos preservados contra el olvido.

Afortunadamente Abandonia subsanó el error reconociendo la importancia de estas piezas de literatura y recopilando el material perdido, añadiendo todavía más colecciones que estaban “en el horno” en la “Colección Legado de Librojuegos“. Allí encontrarés (en inglés, eso sí) una miríada de libros que han tomado el camino del dodó, incluidos algunos de los ya mencionados. ¡Para morirse de nostalgia!

Esperad más noticias, reseñas y cantos fúnebres por mi parte sobre el tema. Eso sí, a mi ritmo. ¡Nos leemos!

9 comentarios

  1. Completísima entrada sobre los librojuegos, de eso no hay duda. También yo tengo una ajada copia de “Las Minas de Moria” en casa. XD Una pena que fuera una de las colecciones menos conocidas, pero vale la pena.

    Gracias también por la mención a La Espada en la Tinta. 😉

    25/07/2012 en 8:38 am

  2. Bolbo

    Existe un proyecto en indiegogo de un software para diseñar librojuegos, están intentando recaudar mil eurillos, os paso el enlace de la campaña en la que se ve un video de la version preliminar del programa: http://www.indiegogo.com/gamebook-creator?c=home

    24/08/2012 en 6:03 pm

  3. ¡Hey, tiene buena pinta! En hacerme ganas le dedico un artículo propio, que creo que lo vale. ¡Gracias por la aportación/toque de atención!

    24/08/2012 en 6:30 pm

  4. Bolbo

    Estaría genial un artículo sobre el programa para apoyar su desarrollo ^^
    En tu artículo no mencionas otras herramientas interesantes como ChoiceScript
    http://www.choiceofgames.com/category/user-made-games/
    Saludos!

    24/08/2012 en 7:10 pm

  5. Preveo otro artículo con todavía más enlaces a programas y descargas. De nuevo, gracias por los proyectos.

    24/08/2012 en 7:36 pm

  6. ¡Gracias por tu artículo!

    Lo he linkeado en librojuego.blogspot.com.es

    El caso es que estamos viviendo una época plateada de los librojuegos. Soy uno de los autores de “En la Feria Misteriosa” e “Infección” y te puedo asegurar que la cosa no para de crecer, gracias a editoriales como Nosolorol, Mundos Épicos, Timun Mas, Saco de Huesos, etc… y a muchos autores hispanos que se esfuerzan en ir subiendo el nivel cada vez más.

    Aparte del blog que os comento, también tenemos https://www.facebook.com/groups/librojuegos/ como un punto de encuentro, unas “páginas amarillas” de todos los librojuegueros. Estáis invitados a ambas.

    Un saludo,

    Jaco Feijóo

    04/11/2013 en 8:36 pm

  7. ¡Hey, muchas gracias por el comentario, interés, enlace y nuevo portal! Lo añado de inmediato a mi categoría “portales esenciales” y mi agregador de noticias (Netvibes).

    A ver si le echo ganas y actualizo algo, que es bien cierto que el mundo de los librojuegos está plagado de buenas noticias gracias a las aplicaciones móvil, el crowdfunding y el impulso de las editoriales patrias.

    05/11/2013 en 2:02 pm

    • Hola, Axel:

      Solo comunicarte que nos hemos mudado a http://www.librojuegos.org y su correspondiente grupo de Facebook. Vamos creciendo cada día más y eso renueva mi optimismo por el futuro de la Comunidad de amantes del género.
      Un saludo.

      11/03/2014 en 10:05 pm

      • ¡Hey! Sí, me di cuenta hace unas semanas y añadí el enlace al blogroll de portales esenciales. Dejé el enlace antiguo al blog por las anteriores entradas y enlaces y afán completista. En las descripciones de los enlaces aclaré la dualidad.

        ¡Seguid así!

        12/03/2014 en 1:16 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s