Excusas, pretextos y subterfugios… ¡estoy vivo!

portada

Pues aquí andamos, más de medio año después de mi última (somera) actualización. Creo que es el momento de sacarme las manos de los bolsillos y realizar alguna actualización de aquellas que aseguran las constantes vitales del autor y que terminan hundiéndose en el marasmo del enésimo abandono. En un principio pensaba escribirla en diciembre, pero una avería del vetusto terminal desde el que tecleo cual Olivetti, una lentísima y de inepta factura reparación y un ataque de molicie salvaje tras recuperarla me han impedido el dejar de mirarme el ombligo.

Escribiré por estos lares los elevados propósitos y ambiciosos proyectos que tengo para con este blog este año, con tal de que puedan mirarme con expresiones jocosas, señalarme y reírse de mi pellejo de forma cruel el próximo diciembre. Desgraciados.

(Quizá) publicar alguna que otra aventura para L5A

ninja4

Un bosquejo de la portada. Sí, soy daltónico funcional

Y, como soy un boicoteador nato, comienzo por un propósito que me marqué a inicios del verano: recopilar las aventuras sueltas con las que “regalaba” a mis atormentados jugadores ambientadas en la Ciudad de las Mentiras (módulo del que ya he hablado y para que he publicado ayudas en varias ocasiones). ¿Qué ha frenado mi impulso filantrópico?

  1. Sólo preparé minuciosamente dos aventuras, una sobre las actividades de los ninjas de Ryoko Owari Toshi y otra sobre duelos ilegales y la “Escuadra Samurái” de los “Plumones”
  2. No es nada que un director medianamente mediocre no pueda garabatear en una servilleta usada (fuente documental de millones de grandes partidas)
  3. He dejado de jugar durante un tiempo a la L5A y me costaría recuperar el “mojo”

A no ser que vuelva a darle problemas a Rokugan, no esperéis más ayudas. Quizá si vuelvo al redil o existe cierta demanda popular (después de todo, parecen mis artículos más populares con diferencia) me anime a maquetar y pulir ambas miniaventuras y dirigir otras. Por ahora, las corrientes de mi grupo de juego y las de mi veleidosa motivación discurren por cauces distintos. Cauces extraños, caóticos e impredecibles, que me llevan al siguiente proyecto…

Continuar con mi proyecto (no tan) secreto

Doomsday_Knights_pruebaOtro plan medio abortado, estaba telegrafiado que toda esta cinefagia de los yermos y la desolación venía a cuento de algo… y ese mutado, irradiado y cosido a balazos algo es un juego de rol post apocalíptico. Sí, otro, pero mi idea lleva años “en proceso de concepción”, ¡exijo mis puntos de experiencia por originalidad!

El sistema lo tengo bastante pulido. De hecho, va tan crecidito que se me ha vuelto adolescente rebelde y ha decidido que su padre es un jodido carca fuera de onda, ha prendido fuego a su armadura de neumáticos (con lo que le costó a su abuela bordarla), ha saltado una y otra vez sobre sus gafas de aviador, se ha alisado el pelo y ahora viste con jubón exquisito y porta una espada en el cinto en un mundo rodeado de miseria medieval.

No contaba con que entre mi grupo de juego podría salirme gente tan rana como para despreciar la ciencia ficción o todo lo que huela a futuro o siquiera futurible, cualquiera que sea su guisa: space opera, cyberpunk… ni los coches destartalados y los páramos postnucleares se salvan.

Salvé lo que pude y traduje de forma bastante apañada el sistema a uno de fantasía oscura, que era y es lo que en estos momentos más apetece a los energúmenos de mis jugadores. Tres poblaciones demolidas, Elric-style, después, cinco PJ muertos, desaparecidos en acción o vendidos en cuerpo y alma a dioses a los que poco importan estas minucias después, la campaña prosigue con buena salud.

Aventuramapa

Las idas, venidas y genocidios de mis díscolos personajes jugadores en Gardia, la ambientación de mi partida de fantasía oscura

¿Qué entraña esto para mi idea seminal? Todo refinamiento de las reglas aporta algo, pero comienza a convertirse en su propio monstruo. Si quiero reencauzar este proyecto deberé meter la cabeza y “conminar” a mi grupo a vivir alguna que otra aventura radioactiva. También se me presenta la oportunidad de publicar mi sistema de fantasía oscura, pero en principio me hace más ilusión encender el contador Geiger. Quizá deba documentarme más…

Más celuloide irradiado

Cinefilia_post_apocalípticaPese a que empecé con fuerza y ganas en mi peregrinaje por las arenas radioactivas del Ayatolá del Rock and Roll, mi motivación se desinfló a las pocas entradas… y todo por un maldito virus en mi anterior ordenador, el cual me obligó a formatear y en el proceso perder las capturas de pantalla de la siguiente candidata al análisis desenfadado, Slipstream. Por cierto, ¿sabíais que es de dominio público?

He visto otras cuantas joyas del género, como la recomendable The Divide, pero la pereza de no tomar capturas o el agravante de verlas en un soporte diferente (con el añadido de tener que bucear de nuevo en la peli desde mi nuevo terminal) ha minado este propósito. Además, pese a que mi cinefilia continúa, mi cinefagia está quizá demasiado satisfecha: ya no veo tantas películas como antes. Replantearme esta empresa me podría ayudar a recuperar esta (mal)sana costumbre.

Pero, ya que hablamos de abandonadísimas costumbres-tan-cortas-que-no-deberían-ser-calificadas-como-tal…

Iniciar la (ultrasecreta) Operación Podcast

PodcastNo es del todo descabellado deducir que algunos recordéis mi (todavía más) malogrado blog anterior, Viajeros del Rol. Quizá algunos lo leyerais en sus tiernos inicios, a lo mejor a algunos os suene únicamente por el podcast (también en iTunes) que lanzamos durante un brevísimo periodo. Puede que lo odiarais, a otros probablemente os haría gracia.

Pues bien, este nuevo año comienza con el firme propósito de volver a las andadas y contaminar la ancha y generosa onda de la red con mi presencia y comentarios. Quizá también algo de contenido de aceptable calidad. Este es plan ganador entre todos los expuestos, el más probable y sólido, aunque sea únicamente porque el futurible coautor, compañero de andanzas roleras, me espoleará más que mi incuria habitual.

Actualmente seguimos susurrando planes de dominación mundial, trazando bocetos en mustias servilletas y lanzando miradas suspicaces a las mesas vecinas de los diversos cafés que visitamos (siempre uno diferente, ¡nunca se puede confiar en esos espías del rol!), pero aquellos con oídos y mentes resistentes, ¡no desesperéis! Estad atentos a las ondas (y a las hondas, ¡malditos halflings!)…

¡Nos leemos!

6 comentarios

  1. Iñaki

    Es una lástima lo de la leyenda. La verdad es que todo el material que publicas en el blog es buenísmo y de muchas utilidad.
    Esperaremos a que la cosa cambie.

    19/02/2014 en 10:43 am

    • Yo sigo tirando de la manta para terminar (sí, ¡terminar siquiera!) la aventura El Clan de la Liebre, con la esperanza de reencender la llama, pero ya veremos. Si algún día me da el venazo, edito cuanto menos esas dos “microaventuras”.

      ¡Gracias por comentar, me alegra que les saques uso a lo que publico!

      19/02/2014 en 1:48 pm

  2. Pingback: Vuelvo a podcastear: ¡Cero de Experiencia! | Las Puertas del Delirio

  3. Me sumo a la petición de que no abandones Rokugan. Tus ayudas y suplementos son geniales, los he utilizado todos.

    30/05/2014 en 6:02 pm

    • Me alegra sobremanera que le saquéis partido al material y en especial el apoyo moral. Ya sabéis que en las partidas el sistema y la ambientación van por temporadas.

      Quién sabe, puede que en breve pueda teminar de una maldita vez (más bien recomenzar, a estas alturas) El Clan de la Liebre y vuelva a despertar el interés de L5A en mi grupo, pero actualmente otras campañas requieren nuestra atención.

      A ver qué se puede hacer… ¡gracias de nuevo por comentar!

      31/05/2014 en 12:08 pm

  4. Me sumo a las voces que te animan a no abandonar Rokugan. Tu material siempre ha sido de gran ayudo y visito tu blog de vez en cuando solo con la esperanza de ver si has publicado algo más de L5A.
    Recuperar el mojo es una cosa personal, yo mismo he tenido épocas de saturación con ciertas ambientaciones (¿quien no ha acabado aborrecido de Vampiro?); pero siempre busco inspiración en otras obras e ilustraciones que me devuelven esas ganas de seguir dirigiendo en un Imperio Esmeralda.
    Te recomiendo visionar la adaptación de imagen real de Kenshin, que inspira mucho (ha tenido mucho éxito ) y cuya 2ª parte ya se debe estar estrenando en Japón.
    Un saludo

    28/10/2014 en 11:05 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s