Cinefilia postapocalíptica: Stryker

Stryker_cinefilia

Tras un invierno nuclear, me aventuro a la superficie abandonando mi cómodo refugio con para compartir con vosotros mi cinefilia postapocalíptica. Esta vez analizo Stryker, una propuesta filipina que ofrece unas cuantas buenas ideas que minar y un magnífico comienzo, pero que no acaba de cuajar.

stryker_posterTambién conocida como: O Sobrevivente (Brasil), Stryker, o ektelestis (Grecia), Stryker – aavikon varjo (Finlandia)

Año: 1983

Director: Cirio H. Santiago

Guionistas: Howard R. Cohen (guión), Leonard Hermes (historia)

Reparto: Steve Sandor, Andrea Savio, William Ostrander, Mike Lane

Género: Acción,ciencia ficción

Eslogan: Las apuestas son de un millón a uno… ¡y Stryker es ese uno!

“Quienquiera que controle el agua controlará el mundo”, reza el narrador tras la preceptiva y gloriosa explosión nuclear con la que abre el filme. En este pseudoclon de la saga Mad Max es, como habréis adivinado, el agua el recurso más valioso, no la gasolina. Y sobre un límpido e inmaculado manantial de agua potable se articula toda la trama.

Stryker comienza muy bien, apunta maneras y promete el oro y el moro, pero unas cuantas decisiones decepcionantes enturbian el resultadoStryker_screenscene1

La película abre con una persecución a la coprotagonista por parte de un grupo de saqueadores al más puro estilo Mad Max.  No se intercambian tiros en ella, no se vuelcan coches ni acrobacias, de hecho termina de forma bastante regulera, pero a ésta le sigue tiroteo satisfactorio con un económico pero eficiente uso de efectos especiales, a través de tiros a la cabeza y explosiones en el torso, con la igualmente obligatoria introducción a los placeres del post apocalipsis sin sujetador.

En la reyerta se presenta a Stryler, el coportagonista y su compañero (al que no creo que nombren en todo el filme)

En la reyerta se presenta a Stryker y su compañero (al que no creo que nombren en todo el filme)

Los siguientes 20 minutos de metraje prometen una orgía de gore y mala baba al estilo Castellari, como en la contemporánea y genial Los nuevos bárbaros, e incluyen un destete, un intento de violación, una mutilación, tortura, un tiro en la boca, un flashback en el que se presenta al malo malote con garfio (en el postapocalipsis toda némesis que se precie debe disponer de una pieza de atrezo distintiva), un rescate y una satisfactoria (si bien algo barata) persecución de los protagonistas a un camión escoltado por dos jeeps, monigote atropellado incluido.

¿Persecución a un camión cisterna? ¡Empieza como termina El Guerrero de la Carretera!

¿Persecución a un camión cisterna? ¡Empieza como termina Mad Max II!

La captura del camión ofrece las mayores acrobacias de la película

La captura del camión ofrece las escenas más apasionantes y acrobáticas de la película

Para entonces el espectador ya se habrá apercibido de una pésima edición que lastra todas las escenas de acción (un buen corte haría maravillas con los pocos recursos), pero es probable que se le hayan formado buenas expectativas. Bien, no es mi voluntad alimentar un hype desmesurado para defraudar más tarde, pero el resto de la película ofrece…

Enanos (mutantes), cruce de los jawas y ewocs de Star Wars

Enanos (mutantes), cruce entre los los jawas y ewoks de Star Wars

Amazonas calcadas a la Mujer Guerrera de Mad Max II... ¡la líder es clavada!

Un puñado de mazonas calcadas a la Mujer Guerrera de Mad Max II… ¡la líder (centro) es clavada!

Un malvado con perilla y garfio y un secuaz muy golpeadoresco

Un malvado (Kardis) con perilla y garfio y un secuaz muy golpeadoresco

¡Y tanques! ¿Habéis antes visto tanques en una postapocalíptica?

¡Y tanques! ¿Habéis antes visto tanques en una postapocalíptica? ¡Yo no, y he visto unas cuantas!

Y sin embargo no termina de explotar tan magníficos elementos. El resto de la película son tiroteos sin mucha chicha, un asedio atípicamente poco molón (teniendo e cuenta que hay cuatro tanques involucrados) y un duelo final que te deja bastante frío. ¿Cómo es posible desaprovechar estos ingredientes?

Una razón típica de estas películas es el bajísimo presupuesto: tras los notables primeros 20 minutos, los efectos especiales se reducen en gran medida, lo que impide sacar partido en especial a los tanques y el asedio.

Estas débiles explosiones son el mejor ejemplo de lo que le queda por ofrecer al filme

Estas débiles explosiones son lo que le queda por ofrecer en SFX al filme

Bueno, una razón es la falta de carisma. Stryker, el prota, aparte de que es robado de las mayores ocasiones de cubrirse de gloria (más adelante), no suela más que one liners, de entre los cuales rescato “todos tenemos nuestra autopista hacia el infierno; tú tienes la tuya y yo la mía”. No es que sea antipático, es que es un tipo hosco que de vez en cuando aparece. Las escenas en las que protas y secundarios intiman, cual peli (nueva) de Peter Jackson, son artificiosas, metidas con calzador y extremadamente largas.

El romance de la película se puede resumir en esta incómoda escena

En cuanto a los malotes, por difícil que parezca, tienen menos carisma de lo habitual en el género. No siquiera tienen carisma negativo. Simplemente son, avanzan con sus complementos de S&M, ahítos de maldad, y mueren a oleadas. Éstos no parecen plantear amenaza alguna, son ineptos hasta niveles amebescos y su líder no tiene escenas de especial interés.

La estrategia de los malotes no pasa de cargar en línea recta y morir cuales indios en western barato

No ayuda los elementos que anulan a los malotes. Como la saga de Star Wars (léase “las tres películas”), todo se empieza a hundir en el lodo cuando aparecen los ewoks. Stryker, contemporánea a El retorno del Jedi, decide explotar esas abominaciones en la forma de enanos vestidos con túnicas de jawas doblados con insultantes voces agudas que ni siquiera hablan humano (salvo para decir “agua”), perennemente acompañados de un molesto sonido trasnochado de sintetizador. Y nada puede con ellos…

Teme el silbato del líder. Témelo, pues cuando comienza a pitarlo...

Teme el silbato del líder. Témelo, pues cuando comienza a pitarlo…

You've come to the wrong neighbourhood, motherfucker! ¡Comienza la avalancha!

You’ve come to the wrong neighbourhood, motherfucker! ¡Comienza la avalancha!

Ni captores del "prota", al que salvan el culo...

Ni captores del “prota”, al que salvan el culo…

...ni el segundo al mando, cuyo duelo con el compañero de Stryker queda pendiente...

…ni el secuaz, que ni se bate en duelo con el compañero de Stryker…

...¡ni los tanques! ¡NADIE! ¡Son súper efectivos!

…¡ni los tanques! ¡NADIE! ¡Son súper efectivos!

A continuación, la escena-pose del póster, en la que, tras liberar a Stryker y proveerle de una ametralladora, los malditos “jawewoks” tienen a bien dejarle segar unos cuantos saqueadores que han decidido no abrumar. Supongo que para echarse unas risas.

"¡Hey, que es de vuelta!" Si es que parecen mirarle con sorna...

“¡Hey, que es de vuelta!” Si es que parecen mirarle con sorna…

Pero con todas las vejaciones a la palabra clímax, la película parte de buenas ideas que podrían incorporarse a una aventura o campaña. La lucha por el recurso más preciado, el agua, y el deber o no de compartir el codiciado manantial, amén de una escena en la que Stryker y su hermano abordan la problemática que el pseudoeslogan sugiere: si al final el hermano consigue defender el enclave… ¿no se convertirá en un dictador de los yermos más, con poder sobre la vida y la muerte? Si el agua deja de escasear… ¿exisitirá algún motivo para pelearse? El final es original, si bien muy rebuscado y cargado de un innecesario y empalagoso simbolismo barato.

Veamos las puntuaciones postapocalípticas…

Ka-BOOMA5La Tierra ha sido convertida en una sucesión interminable de yermos salpicados de rocas y algún edificio en ruinas entre los que se refugian los desafortunados supervivientes. El agua es el recurso más escaso y precioso, y el día a día de sus habitantes se ven guiados por el único propósito de encontrarla. No hay sociedad ni poder central, sólo grupúsculos de supervivientes, entre ellos una panda de saqueadores y esclavistas. ¿Puede haber algo más apocalíptico que el entorno de Stryker?

Ka-BOOMC4

Recursos escasos. Persecuciones (si bien sólo dos, y al principio) de destartalados coches sobre autopistas rodeadas de páramos desolados, bandas de saqueadores reminiscentes (pero nunca al nivel) de los mejores malos del género, tiroteos a granel, amazonas en buggies, ¡bandidos en tanques! ¡Hasta hay un peinado a lo mohawk! ¿Por qué no la máxima puntuación? Fácil, no se aprovechan los elementos: las carreras son a baja velocidad, los tanques sólo tiran un par de petardos y la acción no es que sea muy excitante. Stryker es un buen ejemplo de peli Carpocalypse, pero ni de lejos la mejor.

Ka-BOOMW3

Para tener pandas de mutantes jawewokenses, flashbacks en filtro zul, malotes vestidos de equipo de cuero fetichista y un final tan absurdamente simbólico, la verdad es que el producto final es más bien manso. Que no quita que tenga sus excentricidades, pero desde luego, Stryker no es Un muchacho y su perro.

Ka-BOOMD2

Pese a que a Stryker le mueve la venganza por la ejecución de su mujer a manos de Kardis (el malo con garfio, ¿habéis visto lo que he hecho? ¡si es que tengo una chispa!) y que se intenta mostrar dos romances y una subsiguiente pérdida “traumática” (con un zoom muy casposo al cadáver repetido hasta la saciedad), estas escenas están más acartonadas que una falla de colegio público, y tampoco es que se profundice demasiado en unos personajes de dos dimensiones. Marchando dos tácticas, porque al menos lo intenta.

Un par de buenas ideas desperdiciadas por unas decisiones creativas un tanto cuestionables. Un buen ejemplo de peli postapocalíptica de la que sacar inspiración, pero para nada una buena película. La próxima vez abordaré una de las joyas que nos han dejado los goremaestres italianos. Hasta entonces, ¡feliz preapocalipsis!

Una respuesta

  1. Pingback: Cinefilia postapocalíptica: 2019, tras la caída de Nueva York | Las Puertas del Delirio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s