Cinefilia postapocalíptica: 2019, tras la caída de Nueva York

2019_cinefilia

Tras revisar a mi postapocalíptica manera Stryker, toca una italiana que comparte año pero sí es la mar divertida… ¡2019, tras la caída de Nueva York!

2019 After The Fall of NY EastmannessTambién conocida como: 2019 – Dopo la caduta di New York (Italia, título original), 2019: After the Fall of New York (Estados Unidos, Noruega), After the Fall of New York (Estados Unidos) New Yorkin tuhon jälkeen vuonna 2019 (Finlandia), Fireflash – Der Tag nach dem Ende (Alemania)

Año: 1983

Director: Sergio Martino

Guionistas: Ernesto Gastaldi (guión e historia), Sergio Martino (guión e historia), Gabriel Rossini   (guión)

Reparto: Michael Sopkiw, Valentine Monnier, George Eastman

Género: Acción, ciencia ficción

Eslogan: En 2019, el futuro depende de un hombre

La humanidad prevalecerá si puede sobrevivir al año 2019…

¡Me harás inmortal portando mi semilla! (no oficial, pero lo será para ti al verla)

Un clon de la genial Escape from New York (por aquí “traducida” 1997: Rescate en Nueva York), situada en un contexto indiscutiblemente postapocalíptico (cuando la original era más bien distópica), sustrae de otros títulos ideas que funcionan, añade nuevas, la mayoría descabelladas, amén de la mala baba y el gore del cine de serie B italiano, resultando en una película entretenidísima, llenas de grandes frases que superan unas interpretaciones leñosas.

La reseña esta vez tiene bastantes spoilers, pero no son nada que reste placer al buen conocedor del cine trash con corazón. También hay algo de gore, pero merece el mismo comentario que el de la frase anterior.

¡El gran señor hará gran amor!

“2019…” Comienza con uno de sus puntos fuertes, el empleo de maquetas un plano de un modelo de una Nueva York derruida. Los italianos tenían un arte especial a la hora de emplear modelos en su cinematografía… lástima que el arte esté de capa caída.

Que el posible lector horrorizado me disculpe, pero es que tienen un encanto especial

Que el posible lector horrorizado me disculpe, pero es que tienen un encanto especial

Las bombas han caído, la completa totalidad de las féminas en la Tierra han quedado estériles desde el fin de la guerra, hace 15 años, y los Euraks, una confederación que incluye todo el mundo menos a Estados Unidos, limpia de mutantes la isla de Manhattan. Le sigue una escena sacada directamente de la segunda de Los guerreros del Bronx, ya de por sí un producto derivativo de la seminal “1997…” y The Warriors. La diferencia es que esta vez persiguen mutantes.

Incluso calca los lanzallamas a la cara. ¡Gracias, Castellari!

Atención especial merecen las tropas de choque de los Euraks, unos soldados que… bueno, una imagen vale más que mil palabras.

¡Cascos de kempo! ¡A caballo! ¡De negro! ¡Y mirad, todos llevan la ballesta-bláster de Chewbacca!

¡Cascos de kendo! ¡A caballo! ¡De negro! ¡Y mirad, todos llevan la ballesta-bláster de Chewbacca!

Pero tranquilos, que nuestro héroe no tarda en aparecer. Se trata de Parsifal (sic.), un clon de Snake Plissken que no sufrió el accidente con la escopeta de la balines. En ésta no se le presenta escoltado y vigilado por decenas de guardias, paseándose como si les dejara vivir a todos porque tiene un buen día y puesto al recaudo de Lee Van Cleef, pero tranquilos, que no se queda atrás…

¡Un pseudotorneo medieva-derbi de demolición a muerte!

¡Una pseudojusta medieval-derbi de demolición a muerte!

El ganador consigue licencias para matar (a otros que no sea en los torneos, supongo) e incluso esclavas sexuales (exploitation, lo siento). Todo cobra sentido cuando contemplas este público y semejantes maestros de ceremonia:

los Renegados de Bowie, el doblesemisombrerero loco y la payasojo. Mentí.

los Renegados de Bowie, el doblesemisombrerero loco y la payasojo. Mentí. Claramente.

Por desgracia o fortuna, esta ¿subtrama? de licencias “Bond”, duelos de coches con cañones a muerte (una frase que nunca me cansaría de repetir) y referencias medievales-artúricas tienen fecha de caducidad. Primero nuestro antihéroe consigue la proeza de demostrar no es tan cabroncete encabronadamente: al encontrarse con víctimas envenenadas con agua radioactiva, usa sus licencias para acabar con su miseria (sin mediar palabra, lo cual te deja el culo un poco de lado) y dejar que su ramera de geniales líneas de diálogo se quede con sus posesiones.

Aprovecho mi posición de autoridad como responsable de Las Puertas del Delirio para emitir un anuncio de seguridad pública al respecto:

¿Veis, niños? ¡Esto es lo que pasa cuando te tragas el dentífrico! ¡La pasta de dientes no es un juguete!

¿Veis, niños? ¡Esto es lo que pasa cuando te tragas el dentífrico! ¡No es un juguete!

El deambular por los yermos radioactivos también termina aquí, porque Mr. Parsifal es un poco basurero a la hora de evitar eso de que no le capturen, y las fuerzas de la Confederación Panamericana se lo llevan a Alaska, al último reducto de los casibuenos y refugio del Presidente.

Es el momento de canalizar el Plissken interior ante el Presidente...

Es el momento de canalizar el Plissken interior ante el Presidente…

Y de conocer a sus nuevos socios, "el hombre más fuerte de la Confederación" y Víctima N.º1. Adivinen.

…y de conocer a sus socios, “el hombre más fuerte de la Confederación” y Víctima N.º1. Adivinen.

Sí, es todo muy “1997…” (más bien 2013: rescate en L.A., pese a que ésta fue posterior, pero no nos pongamos a discutir sobre el huevo y la gallina), con la excepción de que debe rescatar de La Gran Manzana no a la hija, sino a la última mujer fértil de la tierra. ¡Chúpate esa, Hijos de los hombres! ¡Y esta tiene mejor mensaje social! Miento de nuevo, pero debía intentarlo.

Como en “1997…” y, pasados por el filtro pandillero de The Warriors, Parsifal trabará armas y amistad con miembros de diferentes bandas de degenerados. Entre los “Agujeadores”, el protagonista tendrá su primer encuentro romántico con la bella Giara mientras caza ratas (¡estilo!), pero se enfrentarán a la ira de su maníaco y repulsivo líder…

Dejo a elección del distinguido lector dilucidar quién es quién

Dejo a elección del distinguido lector dilucidar quién es quién

...sólo para verse capturados. ¡Parsifal, das mucho asco en esto de escapar!

…sólo para verse capturados. ¡Parsifal, das mucho asco en esto de escapar!

Pero tranquilos, porque Parsifal, Manohierro-Víctima N.º1 y Ratchet, alias “el del parche que le falta a Persifal”, alias “cumpliendo el cupo de parches que hacían falta en una exploitation de Escape from New York” serán liberados por… ¡los Euraks! Volviéndolos a capturar, claro. Parsifal…

En poder de los verdaderos villanos, los tres héroes de dudosa heroicidad conocen al líder y a su lugarteniente, que andan tras la última mujer capaz de concebir:

Que no falte el malo calvo (¡prejuicios!) y la cruel villana con traje de dominatriz

Que no falte el malo calvo (¡prejuicios!) y la cruel villana con traje de dominatriz intentando seducir al prota

Pero tranquilos, que también trabará amistad con “Shorty”, el enano de nombre más original del mundo, el cual le ayudará a escapar, encontrar a la última mujer en la tierra (sí, técnicamente es una mentira como una catedral, pero suena mejor), encontrar piezas para preparar un escudo antiláser (¡ved la peli, no voy a explicar todos los detalles del intricado argumento!) y salvarles el cuello todo el rato. El verdadero héroe.

Shorty luciendo su expresión más interesante, sabiéndose el eje de la historia

Shorty luciendo su expresión más interesante, sabiéndose el eje de la historia. Un grande.

Bueno, de no ser por el putísimo GEORGE EASTMAN, cuyo nombre me veo incapaz escribir en minúsculas, que se come la masculinidad de Persifal (¿os suena a otra postapocalíptica? Heeee-heee-heeee…) a los malos y el decorado a partes iguales. Desde el principio. Literalmente. Observad la escena en la que entrega su carta de presentación de la nada:

La entrada de Big Ape

Y ese desafortunado es el tercero al mando de los malos. Sí, ese es Big Ape, el descojonante autor de la frase más citable y repetida de la peli…

¡Me harás inmortal portando mi semilla! *Inserta música setentera sexy aquí*

¡Me harás inmortal portando mi semilla! *Insertar música setentera sexy aquí*

…Y tamañas peripecias defendiendo la cámara criogenizadora de la última mujer en la tierra (sí, lo sé, ¡no puedo hacer nada al respecto, es mi vena dramática!). Esto ocurre en la peli. En serio.

Big Ape y su cimitarra

Sólo ahora podréis entender esta portada alternativa…

2019 After The Fall of NY Eastmanness

Aunque parezca el malo

Mención aparte merece su pandilla de simios mutantes circenses

Esto es loque pasa cuando intentas recomponer la portada del Sgt. Pepper's con extras de una secuela de "El planeta de los simios"

Todo listo para el 52.º aniversario del Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band

Aunque Big Ape no es todo luces, ya que su frase preferida no es una amenaza en vano…

Ella está criogenizada y él es un simio mutante de dos metros. ¿A quién llamamos?

Ella está criogenizada y él es un simio mutante de dos metros. Esto está mal a tantos niveles…

Tampoco voy a contarlo todo pero, como buen clon de “Escape…”, huelga decir que los asociados van muriendo uno a uno. Sin embargo y, a diferencia de la original, diversas conversaciones sacan a relucir que Persifal es bastante más maquiavélico de lo que deja ver, de hecho espera que sus compadres se sacrifiquen por la causa. Sólo eso ya hace que la película resulte mucho más interesante de lo que ya es.

¿Otro ejemplo de la antiheroicidad del prota? En un combate a muerte por el derecho de disfrutar carnalmente de Giara (sí, es una peli italiana exploitation setentera, lo siento, damas, fue una mala época), al explicarle que no hay reglas…

Parsifal el honorable

Qué golpe más bajo. Eso no lo hacía ni Snake Plissken. Me quito el sombrero.

Concluyendo…

Una post apocalíptica de aventuras y acción divertida, con sus buenos toques de gore, decenas de escenas grotescas, un elenco de antihéroes robaprotagonismo y unos cuantos giros argumentales telegrafiados, pero bastante originales.

Incluye ideas geniales que se pueden desarrollar en partidas de estilo gonzo para abajo (“abajo” simbolizando el descenso hacia la locura), como la transposición de las leyendas artúricas o el código de caballería a un futuro irradiado, la búsqueda de la última mujer fértil de la tierra, la necesidad de abandonar la Tierra devastada, las bandas de mutantes y no tan mutantes, meter a GEORGE EASTMAN…

En cuanto a las puntuaciones postapocalipticocinéfilas…

Ka-BOOMA4

Es cierto, quedan residuos de autoridad (el presi y todo eso, los Euraks), pero no vemos nada parecido a una sociedad. Todo es yermo o unas ruinas infestadas de mutantes. La raza humana ya no puede procrear, y el agua mata. El mundo podría estar más jodido, pero no tanto.

Ka-BOOMC3

Le adjudico tres estrellas en virtud del genial torneo de demolición inicial y de las múltiples pandillas de desgraciados, degenerados y desalmados que pueblan el metraje. Además, para los puristas, si por coches fuera, la huida de Manhattan incluye un coche acorazado enfrentándose a decenas de defensas, y la ¿sorprendente? pelea final tiene lugar al ladito del vehículo. Esta peli no es “carpocalíptica”, pero no es deficiente en este extraño medidor.

Ka-BOOMW4

Los siempre necesarios Enanos Post Apocalípticos®, cazadores de ratas, tropas de choque a caballo con blásteres-ballesta, esos coches del principio con cañones en el capó y diseños de la más ñoña era espacial, el Guernica, hombres-simio vestidos de troupe circense, cyborgs, garras protésicas, ese grotesco sistema de justas, licencias para matar y su payasojo, GEORGE EASTMAN hermanado con Ron Perlman en En busca del fuego, las extravagantes escenas de casquería…

Una película alocada y extraña plagada de escenas memorables. Una escena trasnochada más y se ganaba las cinco estrellas, pero es una “Weirdpocalíptica” ejemplar.

Ka-BOOMD2La interpretación es desastrosa y no se trata para nada de un filme filosófico, pero en varias ocasiones se aborda (con mucha brocha gorda) la necesidad o no de salvar lo que queda de la humanidad. Además hay unas cuantas pérdidas trágicas (Shorty, siempre te recordaremos). Más aún, para la pobre doncella, la peli es un maldito drama. Así que, más por lo que sugiere y nos hace pasar a los espectadores que nos encariñamos fácilmente, ahí van dos ojivas.

¡Y eso es todo por hoy (esta semana, espero)! Creo que continuaré con una par de italianas más, ya que son de lo más entretenido del género. O puede que visite un clásico del Weirdpocalypse… ¡vigilad los cielos!

Una respuesta

  1. Pingback: Cinefilia postapocalíptica: Hell Comes to Frogtown | Las Puertas del Delirio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s